/

 

 

Forma y Trimado de los Génovas.

El rango de eficiencia de cualquier vela de proa puede ser mejorado por el correcto ajuste sobre el barco.

Esperamos que las siguientes sugerencias le sean útiles para obtener el mejor resultado de sus genovas

Forma del Genova : Las principales características de la forma de una genova son la cantidad y la ubicación de la profundidad (bolsa) y su ángulo de entrada.
Esta forma se controla mediante la posición del escotero de escota, la tensión en el gratil y la tensión de la escota.

Tensión del Gratil :  Se controla mediante la driza y el cunninghan de genova. El principal efecto de la tensión del gratil es variar la posición de la profundidad en la vela. Al aumentar la tensión del gratil, la profundidad se mueve hacia delante. Al disminuir la tensión, la profundidad se mueve hacia atrás.


Posición del Escotero

Todos los barcos actuales tienen uno o más railes que permiten variar la posición del escotero que arraiga la polea de desvío de la escota de genova.  La posición (proa-popa) del escotero controla la tensión de la baluma y el pujámen, como así también la ubicación de la bolsa en las zonas superiores e inferiores de la vela. Llevando el escotero hacia popa, se mueve la bolsa de la parte superior de la genova hacia delante y la bolsa de la parte inferior hacia atrás. También se afloja la tensión de la baluma y se tensa el pujámen.

  • Llevando el escotero hacia proa, se produce lo contrario; la bolsa de la parte superior se mueve hacia atrás y la de la parte inferior hacia delante. Se tensa la baluma y se afloja el pujámen.
  • La posición correcta del escotero distribuye en forma pareja la bolsa superior e inferior y las tensiones en la baluma y pujámen quedan relativamente iguales.

Para establecer correctamente la posición del escotero se debe observar qué parte de la vela flamea primero. Si flamea antes la parte superior de la vela, se debe mover el escotero hacia proa. Si flamea antes la parte inferior, se debe mover el escotero hacia popa.

Tensión de la Escota : Junto con su función de controlar el ángulo de la vela respecto del viento (trimado), la escota de genova controla la cantidad de bolsa en la vela. Al soltar la escota se agrega profundidad (+bolsa), y al cazarla se quita profundidad.

  Forma del Genova Las variaciones en la velocidad y dirección del viento o en las condiciones de la marejada, hacen necesarios una serie de ajustes para mantener una forma eficiente en el genova.
Partiendo de condiciones normales, se deben combinar los siguientes ajustes para adaptar la vela a condiciones cambiantes:

  • Cambios en la velocidad del viento:Cuando el viento disminuye es necesario aumentar la profundidad. Si el viento aumenta es necesario disminuir la profundidad (forma de vela mas plana). Asimismo, un aumento en la velocidad del viento ubicará la bolsa más hacia popa, por lo que deberá ser ubicada en la posición correcta tenzando la driza.
  • Cambios en la dirección del viento: Con vientos desde proa se requiere menos bolsa y un ángulo de entrada menor. Con vientos francos, se requiere mas bolsa y un mayor ángulo de entrada.
  • Cambios en las condiciones de marejada: Con marejada considerable se necesita una vela con forma mas llena y un ángulo de     entrada mas amplio. Con aguas calmas, menor bolsa y el menor ángulo de entrada posible.

La mayoría de los barcos modernos, pueden aumentar su capacidad de ceñida perdiendo velocidad, especialmente si están sobrevelados.
Si se quiere buscar esta condición de navegación, es necesario quitarle bolsa a la vela y darle un ángulo de entrada lo más amplio posible.

Para lograr una buena forma en su genova, comience con el stay de proa levemente cazado. Ize la vela hasta el punto en que desaparezcan las arrugas del gratil y ajuste la posición del escotero como hemos explicado anteriormente.
Ubíquese en la cubierta de la proa a mitad de camino entre los puños de amura y escota y observe con detenimiento su vela: la bolsa debe quedar ubicada un poco a proa de la posición en la que Ud. esta. Si no es así, mueva la ubicación de la misma con el uso de la driza y/o cunninghan.

   

Trimado de la Vela
Una vez que se ha logrado la forma apropiada, la vela debe ser trimada de acuerdo al ángulo con que se recibe el viento. Para ello se dispone de dos controles: la posición del escotero y la tensión de la driza.
Por lo general, en los barcos de crucero y en muchos de regata, se cuenta con un solo rail para deslizar el escotero de escota de genova. Algunos más equipados tienen dos, pero muchos obtienen resultados similares con la instalación de un "barber hauler", que sirve para que la escota trabaje en la misma posición en sentido longitudinal, pero permite que pueda trabajar más hacia la banda o crujía según las necesidades.

  • Cambios en la velocidad del viento: Cuando el viento disminuye es necesrio mover progresivamente el punto de trabajo de la escota hacia afuera, mediante el uso del "barber hauler" o cambiando al rail mas externo.
  • Cambios en la dirección del viento: Cuando el ángulo del viento se  mueve hacia proa el punto de trabajo de la escota debe moverse hacia la  banda y hacia proa.
  • Cambios en las condiciones de marejada: A medida que aumenta la marejada, el punto de trabajo de la escota debe moverse hacia afuera, a fin de aumentar el impulso contra la ola, aun a costa de perder ángulo de ceñida.

Trimado de la Escota
Ahora debemos controlar el ángulo de la vela con respecto al viento mediante un correcto trimado de la escota. Navegando en ceñida las crucetas ofrecen un excelente punto de referencia. Controlando la velocidad con su corredera o comparandola con otro barco, observe como aumenta o no la velocidad a medida que caza la escota. Fije en su memoria la distancia que separa las crucetas de su genova.
Navegando en rumbos de vientos francos, suelte la escota hasta el punto de desvente o hasta que los catavientos dejen de apuntar hacia popa. Comience a cazar muy suavemente. Si los escoteros están ubicados para ceñir, muevalos hacia proa para contrarestar la tendencia a "torcerse" que tendrá la vela.

Uso de los Catavientos
Nigún indicador ha sido desarrollado que se aproxime a la sensibilidad y efectividad de los catavientos en el gratil del genova. Puesta a punto la forma y el trimado de la vela, los catavientos (de barlo y sotavento) deben moverse paralelos hacia atrás para rumbos de ceñida. Si navega muy orzado el cataviento de barlovento se levantará, si navega muy arribado se levantará el cataviento de sotavento.

Si el punto en que ambos se mueven hacia atrás es muy estrecho, de mayor tensión al gratil.


 

Aprende más en la sección “Education” de nuestra web internacional...